5 motivos para comprar guitarra de segunda mano

Cada vez somos más los que compramos guitarras usadas. No nos conformamos con una ni con dos. La fiebre del coleccionismo nos invade, siempre buscando una oferta tentadora para aumentar la familia. Si desconfías de los vendedores particulares, aquí tienes cinco poderosas razones para perder el miedo: 5 motivos para comprar guitarra de segunda mano.

used_guitar

1. El precio

Casi todos tenemos asumido que un producto usado tiene un valor entre el 40% y el 70% del valor original, según su estado. Por una guitarra que en tienda cuesta 200€ lo normal es pagar entre 90 y 140. La clave está en aprovechar las tasaciones a la baja de guitarras que están prácticamente nuevas. Mucha gente vende su guitarra sin ser experta en la materia, y sin tener en cuenta que el precio en tienda puede haber aumentado desde que ellos la compraron. La necesidad de vender rápido hace que en algunos casos el precio sea clamorosamente inferior a lo razonable. ¡A por ella, que la están regalando!

2. Acceso a modelos descatalogados

Los fanáticos de la guitarra tenemos un filón en el mercado de segunda mano. Es frecuente dar con vendedores que tienen en su poder auténticas joyas infrautilizadas e infravaloradas. Guitarras que en muchos casos eran desconocidas para nosotros hasta el momento de ver el anuncio de venta. Las maderas ganan con los años, y muchas guitarras de los años 80 y 90 están todavía en buen estado. De ahora en adelante su valor solo puede subir. Esto nos lleva al punto siguiente:

3. Poco riesgo y posible inversión: volver a vender

Si por cualquier motivo no se cumplen nuestras expectativas, comprar guitarra de segunda mano al menos te asegura que perderás menos dinero. Siempre puedes ponerla a la venta y recuperar lo que pagaste. Una guitarra puede pasar de mano en mano durante años y seguirse vendiendo como si solo la hubieras usado tú. Es raro dar con compradores que quieran informarse más al respecto. Si sabemos comprar bien, incluso podemos obtener beneficios. Es una operación redonda que te permite probar la guitarra, disfrutarla por un tiempo, y además ganar un pellizco por ello.

Recuerda que el mercado de la guitarra no es como el de la tecnología. Si se conservan bien, el tiempo juega a favor de su precio. Muchas marcas buscan su hueco en el mercado haciendo guitarras baratas pero fabricadas con calidad, durante unos años se ganan un buen nombre y de repente suben precios de la noche a la mañana. Apostar por esas marcas en trayectoria ascendente significa no perder dinero.

4. Aprender más sobre el instrumento

GUITAR REPAIR

Aparte de tener que informarnos sobre maderas, componentes y lugares de fabricación, las guitarras de segunda mano obligan a realizar algunos ajustes de mantenimiento nada más recibirla: cambiar las cuerdas, limpiar del mástil, ajustar el alma y la octavación, mejorar la acción de las cuerdas y la altura de las pastillas, limpiar potenciómetros, revisar la electrónica (frecuentemente alguna posición de las pastillas no suena o falla la clavija de contacto), etc.

Aunque este hecho pudiera verse como un inconveniente, es la mejor forma de aprender más sobre el funcionamiento del instrumento. La mayoría de ajustes se despachan en una tarde, e incluso puede resultar entretenido. Ni que decir tiene que la falta de puesta a punto abarata el precio si se sabe negociar.

Si la compras nueva te vas a despreocupar por bastante tiempo de estas cuestiones, incluso aunque las gamas bajas vengan sin ajustar de fábrica. La guitarra es nueva y quieres creer que todo está bien, o al menos no mirarás todo con lupa.

5. Bueno para el medio ambiente

El típico discurso ambiental: Cada año se fabrican millones de guitarras nuevas que a los pocos meses terminan abandonadas en un rincón. Todos somos indirectamente cómplices de la deforestación del planeta y de las ingentes cantidades de basura electrónica que trae consigo la producción en masa. Por eso, mientras haya instrumentos en buen estado que merezcan una segunda oportunidad, no tiene sentido seguir fabricando como si la madera fuese inagotable. La sostenibilidad pasa por reutilizar las guitarras de otros.

deforestacion

Consejos para comprar guitarra de segunda mano

Recuerda, muy importante: Si no tienes experiencia, pide ayuda a alguien que entienda del tema, y examina en persona el instrumento siempre que puedas. Aquí van unos pequeños consejos:

  • La mejor forma de conocer el nivel de uso es ver el desgaste de los trastes, no te limites a buscar roces en la madera.
  • Observa el número de serie. En la mayoría de las marcas los dos primeros dígitos corresponden con el año de fabricación de la guitarra
  • Revisa que la electrónica funciona correctamente. Prueba la guitarra en todas las posiciones del selector de pastillas, y asegúrate de que el control de tono responde. Es frecuente detectar pequeños problemas (soldaduras que se sueltan, tornillos que se sustituyeron por otros de distinto tamaño etc.) muy fáciles de arreglar pero que te legitiman para pedir una rebaja en el precio.
  • El alma del mástil debe estar bien ajustada y en buen estado, para poder tocar con una altura de cuerdas razonable y sin trasteos. Este aspecto es de vital importancia, vigila que el mástil esté recto.
  • No te fíes de lo que te diga el vendedor, solo de lo que ves por ti mismo.
  • En caso de comprar a distancia, pide al vendedor todas las fotografías que te pueda enviar, y dale trabajo haciendo preguntas sobre la procedencia, estado, modificaciones, etc. Utiliza pago contrarrembolso para asegurarte de que recibes la guitarra en buen estado, e insístele en la importancia de un buen embalaje (caja de cartón a medida, papel de burbujas abundante, relleno de papel de periódico para evitar que se mueva, etiqueta “muy frágil”, etc.)